Ojo de Gato, para los negocios

Ojo de Gato, para los negocios El origen de su nombre le viene a su increíble parecido con el ojo de un gato.

El ojo de gato, también llamado cimofana, variedad del crisoberilo, de forma orbicular y color blanco amarillento, con fibras de asbesto y amianto.

El Ojo de Gato ayuda a encontrar el talento que todos llevamos dentro. Es un gran activador de los centros de autodefensa del organismo.

El ojo de gato aporta serenidad y paz interior, da fuerza para superar las dificultades, tiene la propiedad de fortalecer el cerebro. Se recomienda a las personas de negocios, ejecutivos, empresarios.

Composición :
 Oxido de aluminio y berilo
Cristalización :
 Trigonal con agregados fibrosos
Color :
 Verde claro o oscuro amarillento con brillo sedoso
Dureza :
 7
Fractura :
 Concoidea
Exfoliación :
 Buena
Peso Especifico :
 2,60
Yacimientos :  México, Estados Unidos, Rusia